Todas blogs

Flujos logísticos: todo lo que debes saber de este importante proceso

SimpliRoute Admin
Industria
Apr 1, 2021
3
min

Es probable que en varias ocasiones te hayas preguntado cómo fue todo el proceso que vivió tu producto antes de llegar a la puerta de tu casa. A esta serie de etapas, que van desde la elaboración de un producto hasta la entrega del mismo, se le denomina como flujos logísticos.

La gestión del flujo logístico como pilar fundamental

La gestión del flujo logístico, tal como lo dice su nombre, tiene que ver con el gestionar y ordenar todas las actividades que están asociadas a la elaboración y posterior comercialización de un determinado producto.

Dentro de los objetivos de la gestión del flujo logístico está el analizar, detectar y reducir todos los procesos y/o actividades que puedan estar perjudicando la optimización de toda esta cadena.

Las empresas y comercializadoras periódicamente trabajan en reducir cualquier tipo de desperdicio o mal uso de recursos en todo el proceso de suministro. De esta manera, pueden definir qué les da un valor agregado y qué es lo que deben mejorar o cambiar para eliminar las actividades que no dan valor.

¿Cómo se clasifican los flujos logísticos?

Existen diferentes tipos de flujos logísticos que suceden de manera interna en una empresa y, luego se externaliza en el envío. De todos ellos depende el éxito de todas las operaciones que se van realizando. A continuación te explicaremos cada uno de ellos:

Flujo interno: acá es donde se llevan a cabo los diferentes procesos de transformación de materiales para luego trabajarlos y almacenarlos. A los flujos internos se les conoce como flujos de producción.

Flujos externos: se dividen en dos tipos, el flujo de suministro y el flujo de distribución. Cuando hablamos del flujo de suministro nos referimos al transporte de mercancías desde el proveedor hasta el almacén correspondiente. Por otro lado, el flujo de distribución está relacionado con el traslado de productos desde el almacén hasta el cliente final.

Una vez que las empresas tienen definidas las necesidades de abastecimiento que requieren implementar, pueden utilizar diferentes estrategias para gestionar los flujos:

Flujo push: la fabricación de productos depende, en gran medida, de las expectativas de demanda que tendrán los clientes.

Flujos pull: la fabricación de un producto se lleva a cabo sólo si es que hay una demanda real de éste. Esto es muy común en los pedidos que son por encargo, que requieren algún tipo de personalización o son muy escasos dentro del mercado.

Flujo tenso: en este caso, la fabricación de un producto determinado o el suministro de materia prima, se realiza cuando se necesiten. De esta manera, se evita una acumulación de productos almacenados a la espera de ser adquiridos.

Flujo sincrónico: el suministro de materias primas se realiza a medida que va avanzando el proceso de producción.

El gestionar de forma correcta los diferentes procesos involucrados en los flujos logísticos, te entregarán una serie de beneficios, entre los cuales se encuentran:

  • Reducción de costos
  • Aumento en la productividad
  • Mejor flujo de la información
  • Fidelización con el cliente

Si quieres mejorar tus flujos logísticos de la mano de un software de primer nivel, te invitamos a solicitar una prueba gratuita de 7 días con SimpliRoute. Te ayudamos a potenciar la logística de tu negocio y a obtener mejores resultados. ¡Súmate a la revolución logística con SimpliRoute!

Mejora tu logística

Prueba SimpliRoute 7 días gratis

Solicita una demo

Suscríbete a nuestra comunidad

Noticias, blogs y recomendaciones semanales del mundo de la logística

¡Ya eres parte de nuestro Newsletter ;)!
Oops! Something went wrong while submitting the form.