Cómo va a cambiar la industria logística y la manera de hacer repartos

Somos conscientes que atravesamos una situación que nos pone a prueba como sociedad, el mundo se ha paralizado, se han cerrado tiendas, colegios, se han impuesto restricciones a los viajes y hasta se han prohibido reuniones mayores a 50 personas. Esta tendencia puede que tarde mucho en desaparecer y sabemos que el denominado “aislamiento” no es escalable para el largo plazo dado su daño económico y social, y quizás, hasta nuestra manera de socializar cambie por completo. Ahora las reglas de juego cambiaron, y esto obliga a las empresas a que para sobrevivir, van tener que cambiar su estrategia de salida al mercado, es decir, buscar maneras de operar con “ciertas restricciones” pero con la sensación de que todo volverá a la normalidad. 

Las expectativas que teníamos sobre el transporte de algunos bienes y movimiento de ciertos productos se verá afectada por su misma  demanda y por el freno de gasto de muchos consumidores. Ahora, según como afirmó el fallecido biólogo ganador del Nobel Joshua Lederberg recientemente citado en la revista The New England Journal of Medicine “Es nuestro ingenio contra nuestros genes”, con esto, algunas medidas como las del congreso, donde ya decretó una nueva ley que regulará el trabajo a distancia para la creación y regularización de nuevos puestos en medio de esta crisis sanitaria, lo que buscará superar de manera eficiente y rápida este golpe tan fuerte que repercute en el ingreso de los consumidores.

Aumento de bienes a domicilio

Muchas empresas optan por el cierre de sus tiendas físicas y ofrecen la posibilidad de realizar envíos a domicilio, con una promesa que a muchos nos interesa “limitar el contacto físico”, un ejemplo, la semana pasada el gigante del comercio electrónico, Amazon, decidió aumentar su personal y abrir la contratación a 1500 empleados para dar abasto a la demanda de productos que están teniendo, sin embargo, los tiempos y las promesas de entrega no se están cumpliendo. Esta modalidad de envío que ya lleva un tiempo disponible, cobrará protagonismo especialmente para empresas ecommerce, farmacéuticas, de alimentos, entre otros. Conversando con nuestro CEO y fundador de SimpliRoute, nos comenta que algunas empresas se enfrentan a una mayor demanda de pedidos, sin poder transparentar si serán capaces de despacharlos o no, por eso, hay que tener una mirada hacia el stock disponible y de nuestra capacidad de reparto para darle una respuesta inmediata al cliente, además, es probable que la demanda ya no sea tan zonificada y por ende, se requiera de inteligencia operativa para tener una óptima planificación de despachos


Te podría interesar...

Suscribete a nuestro blog y recibe lo último en tendencias sobre inteligencia en logística
¡Gracias por suscribirte!
Revisa los errores e inténtalo nuevamente por favor.