¿Cómo ordenar tus productos para envío?

¿Cómo ordenar tus productos para envío? Las 4 claves de las entregas inteligentes

 

Se termina el 2020 y con él quedan muchas interrogantes sobre las oportunidades de compra, las ventas y el tan ansiado frenesí para poder llegar con ese producto a las manos de ese comprador final. El 2021 comienza con una nueva estrategia y los productos ya están en orden, las órdenes de compra llegan y se ordenan por fecha de despacho, los grupos de paquetes se agrupan en el área de operaciones y comienza la carga de productos… pero ¿cuáles y cómo se ordenan?

 

Para muchas pequeñas y medianas empresas, es en este minuto que parte una disyuntiva que pocas veces se ve resuelta y más bien se arrastra por meses, incluso llegando a constituirse una forma de hacer las cosas en sus lugares de trabajo. Es justamente en este punto donde se pueden hacer grandes modificaciones y generar ahorros de costo logístico importantes para quienes parten o incluso para quienes llevan años en el negocio.

 

En SimpliRoute nos especializamos en trabajar con inteligencia artificial y algoritmos automáticos, pero todos se basan en máximas que puede seguir cualquiera y donde sea, incluso para ese negocio que está aportando dinero adicional a la mesa familiar. Es por esto que decidimos identificar los factores más relevantes de la parte del negocio a cargo de las entregas, sin importar si lo que vamos a transportar son estampillas o refrigeradores.

 

Lo primero es lo primero: el volumen de mi producto

Cuánto espacio ocupa es vital para poder saber cuánto de lo que transporto va a caber en una de mis carreras de despacho. Es por esto que, a pesar de llevar sacos de plumas como ejemplo, siempre existe una cantidad determinada límite de sacos que puedo llevar en un despacho, sin tener que recurrir a un segundo envío para completar mi orden de pedido. Conocer el espacio que ocupa mi producto es la primera clave para ordenar eficientemente mis despachos.

 

Ese peso extra…

El peso es clave para poder determinar si mi medio de transporte va a tener la capacidad de llevar 1, 5 o 20 de mis productos en una carrera de despacho. Además, muchas veces se ignora la capacidad del personal de poder despachar estos productos, dejando imposibilitado al conductor de subir una carga demasiado pesada para poder manejarla por sí sólo. El peso juega un rol vital al momento de calcular el costo de transporte extra del vehículo con el que despachamos. No es lo mismo dejar el pedido más pesado para el final de mi ruta de despacho ya que, a pesar de que pueda tener coherencia en el papel de envío, si ese pedido se repite con frecuencia, va a terminar subiendo mi costo final total. El precio extra de llevar durante toda la ruta el peso adicional de ese pedido, se traduce finalmente en petróleo y mantención para nuestro vehículo de transporte.

 

Medio de transporte

Este punto muchas veces es uno que está limitado por la capacidad de acceso a un medio de transporte ideal, sin embargo, hay muchas cosas que sí se pueden tomar en cuenta para poder optimizar de la mejor forma posible nuestros despachos. En primer lugar, saber la capacidad en volumen metro cúbico (Volumen = altura x largo x ancho) es clave para poder calcular la cantidad y capacidad máxima de espacio disponible para poder hacer envíos en un solo envío. En segundo lugar, está la capacidad de carga máxima del vehículo. Esto muchas veces está en los documentos del fabricante del vehículo y con este número podemos saber cuánto peso máximo puede sostener una carrera de despacho. Ya que a pesar de que puede que haya espacio para más, transportar sobre el peso permitido puede acarrear problemas de seguridad, problemas de mantención e incluso acortar la vida útil del vehículo, sin mencionar el alto gasto energético para el que no está preparado nuestro medio de transporte.

 

Distribución geográfica

Este punto es sin dudas el más relevante antes de comenzar la organización de los despachos y rutas, ya que habla de la capacidad completa de nuestro negocio en virtud de nuestras posibilidades de despacho logístico. La cercanía del lugar donde se encuentra nuestro centro de distribución, nuestra empresa o el lugar donde tenemos guardado nuestro producto listo para despachar es el punto inicial para poder calcular distancias, tiempo y cantidad de puntos de reparto en el día. Para esto hay que tener claro el tiempo que uno se demora en entregar un despacho de ese producto en un lugar de entrega. Con este tiempo considerado, la información y cantidad de envíos máxima de una carrera, volumen y peso en consideración, además de la autonomía de nuestro vehículo, podremos tomar en cuenta las mejores rutas y planificación de cada despacho.

 

Muchas veces, tener esta información a mano puede evitar sumas considerables de dinero invertido a ciegas y ayuda también a tener fronteras coherentes de la capacidad real de nuestro negocio. Limitar los sectores de despacho a una distancia máxima desde el lugar de origen sirve para poder contener los costos de despacho, dejando a su vez a una clientela cautiva que puede recibir sus productos con tiempos acotados y coherentes.

 

En SimpliRoute nos especializamos en logística inteligente para poder hacer lo más eficiente posible tu cadena de despachos. Nuestro avanzado software con algoritmos matemáticos ayuda día a día a cientos de clientes con miles de rutas nuevas, optimizando los costos logísticos por una fracción de un operador logístico. Prueba nuestra plataforma de manera gratuita en el siguiente link y transforma tu negocio con el optimizador N1 de Latinoamérica.


Te podría interesar...

No items found.
Suscribete a nuestro blog y recibe lo último en tendencias sobre inteligencia en logística
¡Gracias por suscribirte!
Revisa los errores e inténtalo nuevamente por favor.